Caminar, vivir, compartir...

Durante años muchos viajeros han llevado consigo libretas para apuntar sus vivencias, hallazgos, descubrimientos, curiosidades...Va aquí una de ellas para consignar los apuntes al vuelo en este viajar por la vida y la educación.

Al andar se va haciendo el camino y uno lo siente y lo piensa y lo quiere compartir...

Estas notas brotan de lo que va pasando por mente y corazón en el auto, en la charla, al leer o mirar multimedia. Y se convierten en un espacio de convergencia entre los amigos, quienes también aquí pueden compartir sus Notas en el camino.

sábado, 14 de julio de 2018

Actividad física, re-creación y descanso: el placentero uso del tiempo libre

Socorro Romero Vargas / José Rafael de Regil Vélez

Éste pin accede a un estudio realizado en España acerca de la actividad física en la población adulta en 2009.
https://www.pinterest.es/pin/623044929668736885/
¡Es fin de semana! Exclamamos con júbilo y con algo de expectativa (también podría decirse: ¡Es puente! ¡Son vacaciones!) porque es tiempo para el descanso: levantarse tarde, romper el ritmo, disfrutar la noche... Y muchas veces resulta que vuelven los días "normales" y uno se encuentra más cansado, sin mayor disposición...  Y es que el descanso no llevó a la recreación.
         En una publicación anterior de Fitness & Trekking SR decíamos a raíz del fin de semana que el descanso ha de llevar a la re-creación: a que lo que somos se re-cree para poder vivir la vida diaria en bienser y bienestar.
         Hoy te compartimos una reflexión sobre el papel que puede jugar la actividad física en la recreación del tiempo libre.

Descansar... haciendo adobes

Hace algunos años las personas mayores solían decir que había que "descansar haciendo adobes" y con ello se referían a que el descanso no es inactividad, sino es acción en torno a aquello que nos da otra perspectiva y relación con nosotros mismos.
          De entonces a la fecha sabemos más cosas. Una de ellas que es regalarnos tiempo para una acttividad física lúdica, placentera, es algo que nos lleva a rehacernos con nosotros mismos, que nos da la posibilidad de convivir de otra manera, incluso de relacionarnos con la naturaleza y llenarnos todos los sentidos del mundo en el que somos parte.

Actividad para todas las posibilidades

En esto de la actividad física que nos recrea hay una buena noticia: se puede hacer algo en espacios cerrados o abiertos, con costo y sin costo. Van algunas sugerencias:

  • Si eres de quienes van entre semana al gym con o sin aparatos, te puede convenir salir a caminar, correr o andar en bicicleta. Lo primero tiene la ventaja que te pone en zona de cardio, pero también te da la oportunidad de gozar el lugar que escojas, de compartir con personas con quienes salgas. 
  • Bailar.... no falla. Si te gusta la música y tienes invitación no hay más qué pensar: deja salir todo el ritmo que hay en ti, junto con las risas y el buen humor que bailar trae consigo.
  • ¿Hay niños en casa? Es el momento de regresar un rato a los juegos infantiles, con la pelota, el resorte, los círculos pintados con gis en el piso: los pequeños te amarán y tú lo disfrutarás enormemente.
  • La "cascarita" de fin de semana funciona si quieres ir a un parque y desempolvar al deportista que llevas dentro, a menos que estés ya inscrito en algún equipo y participes en torneos de copa o liga. El deporte por mero placer alegra el día.
  • Aprovecha los desniveles de la zona en la que vives para poner tu cardio en lo más alto: sube y baja escaleras; asciende un cerro, de esos que hay en varias ciudadades, que no debe ser una gran altitud, sino un pretexto para subir y bajarlo.
  • ¿Algo un poco más holístico? Una buena salida de senderismo puede ser lo que necesitas para re-constituirte: el senderismo es una actividad muy completa e ideal para hacerla en grupos pequeños. Todos los músculos se ejercitarán de alguna manera, tus pulmones se llenarán de aire y el resto de los sentidos de los colores, olores, texturas de lo que se tope en tu camino.
Como verás, en este listado no está limpieza de refrigerador, trapeado de piso o sacudido de muebles, sino actividades que te invitan a lo esencial: darte un tiempo en tu tiempo libre para activarte de manera lúdica, placentera, diferente al resto de la semana. Este será un buen aporte para tu estado anímico, para la salud física (casi todos los sistemas del cuerpo saldrán beneficiados), para la convivencia con aquellos que te convoques para pasar un buen rato.
         El fin de semana -o los días de asueto- no colma la necesidad que tenemos de tener actividad física diaria al menos 30 minutos entre semana, pero sí da su aporte para el balance saludable que necesitamos para bienvivir.
         Disfruta un rico y recreativo tiempo libre...